Sitios para disfrutar Entradas

Este pequeño Hotel de 3* tiene alma, formada por el encanto del conjunto, la belleza de las vistas pero, sobre todo, por la gran profesionalidad y cercanía de su personal.

Dispone de 20 habitaciones perfectamente equipadas; está situado junto al barrio de pescadores y frente al puerto, de donde parten los barcos de la empresa Baleària con destino, entre otros lugares, a Ibiza.

Su enclave en las antiguas cuadras de la Casona Camino Real de Selores (Cantabria), determina su decoración ecléctica, extravagante, provocadora y acogedora creada por su dueño y decorador Paco Entrena.

Contrasta con la arquitectura tradicional cántabra del conjunto de edificios que forman el complejo del  S XVII, que incluye una preciosa posada y una tienda de antigüedades, regalos y muebles llamada La Casa Encantada.

Diego, el camarero, siempre tan atento y profesional, aporta mucha clase y nivel al restaurante y es uno de sus mayores activos.

Este restaurante es de obligada visita si vas a Logroño: mezcla restaurante y Wine Bar en un solo negocio.

Es además un multiespacio en el que también colaboran con la cultura, prestando el local, por ejemplo, para que artistas (de Festivales como Actual) den ruedas de prensa o para conciertos.

Este restaurante fundado en 1908, es un clásico de la capital cordobesa.

Bodegas Campos se encuentra ubicado en el corazón de Córdoba, a tan sólo 500 metros de la Mezquita y de la puerta del Puente Romano.

Merece la pena visitar sus amplias instalaciones ubicadas en una antigua bodega cordobesa, que dispone de sacristía y un típico patio interior cordobés, entre otras.

Se trata de un gastro-restaurante en la entrada de la logroñesa y peatonal Calle Laurel, que merece un post como homenaje a la continuidad y el buen hacer de tantos años al servicio del cliente.

Aunque el local abrió allá por el año 1926, tras la última remodelación, se ha convertido en un moderno, cómodo y acogedor restaurante digno de ser visitado.